Seguir el estado de la orden